Las Materias Primas

La energía presente en los alimentos se libera mediante una reacción química con oxígeno en un proceso llamado oxidación. Cuando esto ocurre fuera del cuerpo, por ejemplo, cuando se quema aceite (grasa) en una lámpara, la energía se libera en forma de calor y de luz. El cuerpo tiene que liberar la energía de los alimentos más lentamente y de forma que pueda ser aprovechada para las funciones celulares básicas, y transformada en movimiento mecánico por las células musculares.

Esto se consigue “refinando” los tres elementos básicos de la alimentación en un compuesto químico común, llamado adenosintrifosfato o ATP. Es el ATP, producido por el metabolismo de las grasas, hidratos de carbono y proteínas de nuestra dieta, el que transfiere la energía de la comida a los músculos para cubrir sus necesidades energéticas.

El contenido de energía en pesos iguales de hidratos de carbono, grasas y proteínas es variable. Se mide en Caloría nutritiva (escrito con C mayúscula) es equivalente a mil calorías científicas (con c minúscula). Tanto los hidratos de carbono como las proteínas contienen 4’1 Calorías por gramo, mientras que las grasas contienen aproximadamente el doble por el mismo peso.

Última Hora

Escuela

NOTICIAS

Se han añadido nuevos consejos de nutrición y a lo largo del curso se irán añadiendo más.

Protocolo de actuación en caso de accidente.

+Info

PATROCINADORES